Atracciones Cercanas

Encuentra los lugares de interes mas cercanos a tu alojamiento:
  • Xcaret
  • Isla de Cozumel
  • Cenote Azul
  • Xel-ha
  • Chichen Itza
xcaret-rio-paraiso.jpg

Xcaret

Xcaret es un parque natural con más de 50 atractivos para todas las edades, perfecto para ir con toda la familia.

Aquí puedes nadar en ríos subterráneos, pasear por senderos en medio de la jungla y recorrer cuevas misteriosas. Descubre nuevos colores en el Mariposario y los misterios del fondo marino en el Acuario de Arrecife de Coral. Admira de cerca venados, jaguares, flamingos y aves exóticas.

En Xcaret México hay diversos atractivos para visitar, como los vestigios mayas, el Museo de Arte Popular Mexicano, una clásica hacienda henequenera y la capilla de Guadalupe.

Además disfruta de la cultura mexicana con las danzas prehispánicas, la charrería y la magnífica presentación de Xcaret México Espectacular, con más de 300 artistas en escena.

En Xcaret Riviera Maya hay una amplia variedad de restaurantes para elegir. Y para tu mayor comodidad, tenemos áreas de descanso, vestidores, duchas y sanitarios, ubicados en distintas áreas del parque.

El-Cielo-Cozumel.jpg

Isla Cozumel

Cozumel es una de las islas más grandes y pobladas de México (500 km2 ), paraíso del Caribe en la costa del Estado de Quintana Roo en la franja de la Riviera Maya. El interés turístico que despierta y la continua afluencia de cruceros hace que sea una de las más visitadas, debido a la fama bien ganada de su paradisíaca condición.

 

Cozumel es la isla más grande del Caribe Mexicano. Rico en historia, vestigios mayas y maravillas naturales; un auténtico paraíso en medio del mar con playas blancas, bellos atardeceres y famosa a nivel mundial por sus arrecifes de coral. Es un destino de aventura y relajación en donde se realizan todo tipo de actividades en impresionantes escenarios naturales.

Cenote Azul.jpg

Cenote Azul

 

El Cenote Azul es uno de los cenotes más populares de la Riviera Maya, Cancún y la península de Yucatán.

Su ubicación entre Playa del Carmen y Tulúm, sus aguas azul turquesa, la cantidad de áreas de baja profundidad, es un cenote de tipo abierto y sus instalaciones, lo hacen uno de los cenotes imperdibles de visitar.

​Uno de los mayores atractivos de este cenote en forma de «L» es que tiene áreas con diferentes profundidades lo que genera espacios para toda la familia.

Justo después de entrar en las instalaciones del cenote encontrarás las primeras dos pozas, estas tienen una baja profundidad, están bajo la sombra y tienen menos turistas, aunque el agua puede estar más fría.

Continuando se puede llegar al área principal de nadado, una alberca natural al aire libre que esta divida en dos: un área profunda y otra de menor profundidad. Esta es el área más popular del cenote.

Xel-Ha

Cerca de Tulum encontrarás Xel-Há, un lugar para fluir con la naturaleza. Ponte tu equipo para hacer snorkel entre los habitantes marinos de la caleta o atrévete a deslizarte en los toboganes del Faro Mirador, a caminar por juegos de cuerdas y a caer desde tirolesas hacia refrescantes aguas. Xel-Há, el lugar “donde nace el agua”, te espera.

Desde cualquier punto de Xel-Há podrás admirar inigualables paisajes de jungla, aguas cristalinas y recibir los rayos del sol, pero es el Faro Mirador, con 40 m de altura, el punto que te acerca más al cielo, y así poder admirar vistas panorámicas de la naturaleza en todo su esplendor.

Xel ha.jpg
Chichen Itza.jpg

Chichen Itzá

La pirámide de Kukulcán se eleva con precisión geométrica en medio de una explanada que hace mil años fue el centro político, religioso y cultural del imperio maya. Chichén Itzá significa "boca del pozo de los itzaes", en alusión al cenote situado al norte de la pirámide y que era considerado un enclave sagrado, además de una fuente de agua dulce esencial para aquella ciudad de templos y sabios astrónomos.

El recinto arqueológico ocupa 15 km2, es Patrimonio de la Humanidad desde 1998 y constituye uno de los testimonios mejor preservados de la civilización maya. El estudio de los grabados y la disposición de los edificios ha revelado que los mayas conocían el ciclo de Venus de 584 días y el hecho de que cada 8 años retornase a la misma posición en el cielo, lo que se reflejaba a su vez en el calendario maya. El edificio que los españoles llamaron el Caracol era un observatorio astronómico.